El fin de semana pasado nos fuimos de boda a la TORRE DEL VIRREY, unos de los monumentos característicos de L’Eliana. Los novios quisieron destacar la sencillez y la delicadeza de las margaritas como protagonistas en su gran día.